Palacio Real de Queluz (Sintra) ***

El Palacio Nacional, construido en el siglo XVIII en Queluz, a solamente 12 km de Lisboa, fue, en su origen, el palacio de verano de la familia real portuguesa y, posteriormente, se convirtió en su residencia permanente hasta su partida hacia Brasil en 1807, huyendo de las tropas de Napoleón.

El Palacio, que forma parte del Patrimonio Nacional portugués, es uno de los últimos grandes edificios europeos de estilo rococó. Sus refinados jardines, imitan a los de grandes palacios europeos de la época como Versalles, aunque contienen algunas peculiaridades propias, como el uso de los azulejos.

La Quinta Real original agrupaba diversas fincas de superficie mayor; hoy extiende por una superficie de quince hectáreas, que comprenden los Jardines Superiores y el parque en los jardines bajos.

Los Jardines Superiores siguen el modelo geométrico del jardín barroco francés y comprenden dos espacios, el Jardín de Malta y el Jardín Pensil, separados por balaustradas y adornados con esculturas y jarrones de mármol, provenientes de Italia y Inglaterra.

El Jardín Pensil o Colgante fue construido sobre un depósito que recoge las aguas de las fuentes para, posteriormente, distribuirla por los jardines bajos. Tras la balaustrada, el Jardín Pensil limita con el espacio que ocupaba un antiguo laberinto, hoy desaparecido.

Desde estos jardines nacen un conjunto de avenidas y paseos con lagos y fuentes situados en sus intersecciones. Entre ellos, destaca especialmente el lago Medallions, que tiene forma de una estrella octogonal, imitando una enorme bandeja de plata.

Al final del parque, encontramos uno de los elementos más destacados del jardín: el gran Canal de Azulejos que, con sus 115 metros, forma un gran estanque de agua controlado por compuertas, totalmente revestido interior y exteriormente por paneles de azulejos azules y blancos.

El Canal de Azulejos se conocía también como el Lago Grande y, en su parte central, se levanta la Casa del Lago, también conocida como la Casa China por su decoración o la Casa de la Música, porqué desde aquí tocaba la orquesta de cámara de la reina, mientras la familia real navegaba por el canal.

Los azulejos reproducen escenas de mar, puertos marítimos, torres, castillos, escenas palaciegas, cacerías y ruinas clásicas, casi siempre inspirados en antiguos grabados.

Como muestra del gusto y valor que se atribuía a lo exótico, el jardín de Queluz contaba con recintos destinados a los animales salvajes entre los que se contaban entre otros varios cisnes, corzos, venados e incluso búfalos, tigres y leones encerrados en jaulas. 

Ubicación: https://goo.gl/maps/36P3oCJhgVu8Fdge9

Imagenes del jardín: Josep M Mompín y Wander Bandi (Flickr)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s