Museum Insel Hombroich (Neuss)****

El museo Insel Hombroich fue fundado en 1987 por Karl-Heinrich Müller, un importante coleccionista de arte, que implantó de manera muy cuidadosa en un magnífico paraje natural de una pequeña isla del río Erfts, unos pabellones donde alojar su colección de arte.

El escultor minimalista alemán Erwin Heerich, fué el encargado de diseñar la serie de pequeños edificios esculturales que aparecen diseminados y camuflados entre la vegetación.

Ellos acogen la mayor parte de la importante colección de obras de grandes artistas, que se encuentran expuestos de manera anónima y sin ninguna explicación que pueda condicionar al visitante.

Todo ello se concibió de manera que funde arte y naturaleza en un mismo espacio donde la identidad no importa, los recorridos los elige cada uno y la naturaleza silvestre que parece atravesar los muros de los pabellones, aporta el ambiente ideal para vivir la experiencia.

El resultado permite disfrutar de un agradable paseo en un entorno natural de gran belleza, descubriendo como algunos pabellones contienen algunas obras de arte de gran valor y otros, simplemente muestran sus paredes vacías y actúan a modo de hitos que van definiendo la ruta.

A lo largo del recorrido, los caminos ligeros y efímeros, van atravesando praderas silvestres y zonas boscosas, desvelando poco a poco los secretos que esconden y aportando momentos de gran valor espiritual.

Las obras de arte -cuadros, esculturas, y arquitectura- se disponen de manera que sus lenguajes se entrelazan con el paisaje. A menudo acaban confluyendo de tal manera, que por momentos olvidamos si estamos dentro de una obra o del entorno que las acoge.

Una de las obras mas llamativas la forma un potente circulo de sillas de acero que se ordena formando un parlamento. No es casual que este conjunto se encuentre bajo la copa de un árbol aislado, que forma un hito atractivo y protector.

A pocos metros, ese mismo círculo se reproduce en forma de piedras megalíticas, recordándonos que estas reuniones se repiten desde tiempos remotos, siempre en la base de un árbol que marca el punto de encuentro.

El parque dispone también de una zona recuperada de un antiguo jardín histórico, dónde unos setos de boj recortados, unos pequeños estanques y unos impresionantes árboles de porte majestuoso , conforman un jardín japonés que acompaña una bella colección de arte Khemer.

Al final del recorrido, los podemos revivir en la cafetería situada en un último pabellón. Su encanto, está a la altura de todo el parque-museo y además el contenido de su discreto buffet está incluido en el precio de la entrada. Un precioso colofón a una visita muy recomendable.

Más información:

Web https://www.inselhombroich.de/de/museum

Ubicación: https://goo.gl/maps/EF8ciNW3QJKfUUQ98

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s